Bagatela

Por Eduardo Montes 

Eduardo Montes

Ayer me encontré con el maestro Ricardo Ali Álvarez; el que fue ex alumno del conservatorio venia pese a haber llegado un día antes de Suiza, donde nieva mucho y los ceros son bastante abajo de aquí, sin embargo me dijo que sentía un frío en esta ciudad, y es que en otros sitios fríos la gente se mete a sus casas, a sitios, aquí la gente sale a la calle, a los restaurantes y cafés abiertos (terrazas les llaman aquí).

Por otro lado la península sirvió como una nevera a Madrid.

El frío tiene un rostro gris y una cara de abrigos negros y grises, afortunadamente alguno claro.

El frío tiene un algo de tensión y pasos pequeños, duele hasta el gesto.

Hoy ha hecho menos frío pero en cualquier momento volverá y así hasta Semana Santa y varias semanas más.

Llegará una semana más o menos de buen tiempo y de pronto el calor pese a ser muy caliente, es más vital, aunque no llena más a las calles durante las noches que el frío.

El frío paraliza, y une los amigos en las calles van más cercanos ¡no se diga las parejas!

El frío es compañero del viento y éste acentúa la sensación gélida.

El frío tiene también una cara amable plena en sabores de comidas invernales porque lo que hoy se come en el invierno quedará proscrito, fabadas y judías verdes con chorizos únicos y jamones serranos. Sopas de alubias de garbanzo y de ajo. Vinos de la tierra, el lado amable, pero a mí que soy hijo de un clima que nunca es ni frío ni caliente, el verano pese a ser infernal lo llevo con mas gusto, ya que el frío también tiene rostro de edad avanzada pues hace que nuestros pasos sean medios pasos y no solo en los veteranos.

Poco más de una semana antes comimos con Ricardo y Lina, y en ese maravilloso restaurante recordamos el rincón del Rincón Del Gallo nuestras comidas diarias durante años, me decía Alí, el chino como le decían en el Rincón (por el pelo rizado) que rico se comía con Panchito, y pienso en las comidas; aquí la gente come lo de las tradiciones sí, incursiona en cosas de otras culturas pero me da tristeza que hoy muchos prefieren esas comidas baratas, chinas, atiborrarse de hamburguesas y dejan a un lado nuestras sopas, nuestro arroz y esos guisos como el mole, el chicharrón en salsa verde, los nopales y nuestras aguas únicas jamaica y tamarindo, mango y ciruela.

No niego que comimos ese día de una manera soberbia, pero no dejamos de recordar a nuestro Rincón Del Gallo.

 

https://www.facebook.com/El-Rincon-Del-Gallo-Comida-Morelia-447988068620646

Direccion Antonio Alzate #453 (a una cuadra de la pila del gallo) entre las calles de Miguel Cabrera y Vicente Santa Maria en el centro de Morelia. Comida 100% casera, preparada al dia, limpio y sabroso ven y visitanos. Conocida tambien como “Los Panchitos”.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí