• Hay muchos enemigos a este movimiento del lunes 9M, entre ellos la iglesia y entre las mismas mujeres hay unas que no son feministas.
  • Quiero la libertad para todas las mujeres.  Apoyo cien por ciento el movimiento feminista.
Esperanza Ramírez Romero

“Me he dedicado a ayudar a las mujeres para que se superen, aunque muchas veces no quieren destacar”.

La Dra. Esperanza Ramírez Romero, ha dedicado su vida a la investigación de Patrimonios cultural y a la Historia del Arte. Fue la primera mujer en la Universidad Michoacana de San Nicolas de Hidalgo (UMSNH) que se dedicara al área de la investigación científica, así como la primera   mujer Directora en la Facultad de Historia de la misma Casa de Hidalgo.

Mujer de pensamientos avanzados. Cuando se creía que las mujeres no debían prepararse académicamente, pues se casaría y tendría hijos que cuidar. Ella logra viajar a la Ciudad de México, luego de sostener su primera rebeldía con un ayuno, hasta obtener el permiso de sus padres para realizar no una sino dos licenciaturas, por un lado, Historia del Arte en la Universidad Iberoamericana y por otra parte la carrera de Historia en la UNAM.

 “Para estudiar historia del Arte la mujer acudía a esta carrera porque se pensaba que esa licenciatura era para pasar el rato mientras se casaban, para tener un barniz cultural, para ir y tener el pretexto de viajar a Europa, es decir eran otras las intenciones. No el verdadero estudio”. Explicó la Dra. Ramírez Romero, desde su casa, mientras bebía un té de tizana y un anís.

Mujer Revolucionaria

Esperanza Ramírez vivió en la capital de la República Mexicana de 1965 a 1972 aproximadamente. Periodo en el que participó en el movimiento estudiantil de 1968 y que vivió la represión del presidente en turno Gustavo Díaz Ordaz. Sería en este periodo de su vida donde  conoce una perspectiva distinta a la conservadora, “cuando te das cuenta que hay otras miradas, empiezas a comparar, razonar, analizar y  a desaprender para aprender”.

Era insólito que una mujer fuera Directora en la Facultad de Historia e intelectual

“Al regresar a Morelia, en 1973, me invitaron por parte de la Universidad Michoacana, a través del Mtro. Ángel Gutiérrez, quien fue a buscarme para colaborar con esta casa de estudios. Yo le pregunté ¿por qué me invita? pues personas como yo estamos etiquetadas ya que venimos de una “educación confesional” como le llamaban. Su argumento fue no tener quien impartiera la clase de Historia del Arte además de conocer mi trayectoria en el Ayuntamiento en la Junta de Conservación del Aspecto Típico y Colonial de la Ciudad de Morelia. Entonces me nombran la primera mujer Directora de la Facultad de Historia”  

Cuando se promocionó la investigación y venían de la capital del país para animar a quienes estaban interesados en tomar la metodología, yo me metí, pero era la única mujer. Fui la primera en la Investigación Científica Universitaria, después hubo otras mujeres”.

La doctora Ramírez Romero fue la primera mujer que después de ir de excursión por Europa, mostró en las escuelas sus fotografías y compartió sus experiencias y conocimientos en historia del arte a estudiantes. Así es motivo de inspiración para que otras mujeres decidieran estudiar posgrados.  

Al regresar a Morelia, tenía la fama de ser revolucionaria y atrevida, además les llamaba la atención que no me casaba. Yo creo que pensaban que yo era lesbiana y me casé exactamente cuando yo lo tenía pensado, después de los 50 años, para no tener hijos y al mismo tiempo tener desde luego la mejor compañía.

Primeros años

 “Pera”, como la llaman sus más queridos amigos y familiares recuerda “Yo nací en el corazón de Morelia, donde está el Café del Olmo, después vivimos tras la Plaza Melchor Ocampo, Nuestra entretención con mi hermana Margarita, que era tan marota como yo, era ir por las azoteas y husmear las casas de los vecinos. Había pocas casas en la cuadra, caminábamos por toda la manzana, hasta entrabamos al Cine Rex por la Galería, esas andanzas nos fascinaban. Yo empecé a ver las diferencias de las casas, decía son diferentes unos arcos, otras no tienen y me llamaba la atención”. Niña inquieta y muy observadora gustaba de viajar a Pátzcuaro a comer pescado blanco y nieve de pasta, a encantarse con los guares y descubrir otras culturas… Seguramente su inquietud y espíritu ocioso hicieron que su familia la llevará los tres años de secundaria a un internado a San Luis Potosi, para ver si controlaba su travesía de adolescente y entraba al redil, pero fue en la biblioteca del internado a cargo de las Madres del Sagrado Corazón que descubre el amor por los monumentos y la historia universal y del arte. “La Palomilla, éramos doce mujeres, pero pronto me zafé porque para mi gusto eran muy tradicionales y a mí me gustaba ser más independiente”. Sabía muy bien lo que quería estudiar.

Hay que decir que Esperanza Ramírez Romero, nació en 1937 y que a sus mozos 12 años sabía manejar. Algo extraordinario para una pequeña provinciana que cerca de 1950 estuviera tras un volante, cuando era más propio que un caballero manejara. Para cuando viajaba a México “manejaba muy bien, me iba muchas veces sola al entonces Distrito Federal, mi ruta era Mil cumbres”.

“Me molestaba mucho que en las cantinas estuviera el letrero de prohibido el paso a perros y mujeres”. Esperanza Ramírez, para quienes le conocen, saben que es una mujer de criterio amplio y revolucionada. Esta de más recordar que vivió el cambio del derecho al sufragio electoral femenil (1956), la filiación de las mujeres a los partidos, el cambio del uso del vestido al pantalón que práctica en su guardarropa.  

9M

“Hay muchos enemigos a este movimiento del lunes, entre ellos la iglesia y entre las mismas mujeres hay unas que no son feministas. Yo si me considero feminista porque toda mi vida he luchado por mi libertad y eso es lo que quiero, la libertad para todas las mujeres.  Apoyo cien por ciento el movimiento”.

“En mis trabajos he querido ayudar a la mujer para que llegue a superarse, aunque muchas veces las mujeres no quieran. Somos mujeres”.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí