• Respetar el ambiente urbano durante las manifestaciones es derecho de todas y todos

 

Morelia, Michoacán, 09 de marzo, 2021.- La agenda progresista se caracteriza por respetar los derechos de todas las personas, que igual garantice el derecho a una vida libre de violencia y a la memoria histórica, así como a una ciudad segura para la población y que resguarde todos los derechos desde la libre manifestación siempre que garantice los demás derechos.

Promover justamente el cuidado y el respeto al Patrimonio histórico y la infraestructura urbana no implica romper con los valores ni siquiera alejarse de la causa de los movimientos. Se puede defender el patrimonio y defender las necesidades de las luchas justas que acompañen movilizaciones sociales.

Cuando el área urbana se ve agredida por las manifestaciones en ese momento se destruyen espacios que existen para prestar diferentes servicios urbanos y en el momento de generar violencia se suscitan actos vandálicos. Se pueden exigir demandas sin lastimar el Patrimonio, ni a otras personas y conservar la memoria de las causas que defendieron otras generaciones y que gracias a ellas hoy somos una nación libre y soberana.

Cuando un monumento es catalogado por la UNESCO y el INAH como Patrimonio Cultural de la Humanidad  es porque su traza urbana o la efigie avala una historia que es importante para todas las generaciones, al entender lo que hay detrás de las acciones se puede propiciar manifestaciones y diálogos simbólicos que resinifiquen y hagan visibles las demandas como los derechos de las mujeres. El Patrimonio sirve para unificar a una nación y exige un estudio como espacio de lucha material y teórica entre las clases, etnias y grupos que bien puede construirse.

Aún no queda claro como este discurso pudiera ponerse en práctica y parece que la violencia solo genera más violencia. La activista y gestora cultural Verónica Loaiza Servín, hoy Directora de Proyectos Estratégicos del Instituto Municipal de Planeación se niega a responder cuestionamientos sobre su postura ante esta temática y señalar que a su juicio las siguientes preguntas son tendenciosas.

1.- Como arquitecto conoces el gran valor de los edificios del primer cuadro de la ciudad. A qué le llamas patrimonio y crees que merecen protección contra pintas y grafitis?

2.- Eres una mujer activista ¿Cómo puedes definir las marchas feministas donde se violentan las leyes que respaldan patrimonio y que razones hay en este sentido?

3.- Las mujeres somos muy creativas, ¿Cuál será la razón para seguir usando patrones muy viejos, que usaban los obreros, los sindicatos comandados por hombres en mítines y marchas violentos y no hacer nuevas formas de manifestación en donde se pueda apoyar con gran notoriedad la problemática de la violencia contra la mujer?

4.- Alguna vez hablaban de Morelia como una ciudad, la ciudad, vista como mujer; los muros como mujer, ¿Es posible mutilar a nuestra ciudad por mujeres? Aún que sea una metáfora es muy fuerte. ¿Qué opinas?

5.- Próximamente se celebrará otro Día Internacional de la mujer, acaban de limpiar Centro Histórico, vislumbra más desastres como los hechos lamentables del año pasado?

 

1 COMENTARIO

  1. El vandalizar o no los monumentos no pienso que sea un tema de fondo respecto a los problemas que plantean las mujeres. El fondo es una revolución. Es pelear por la justicia social y por una igualdad de derechos. Esto es algo que ni siquiera debería de ser peleado. Eso simplemente es. Los seres humanos no valemos por nuestro sexo. Si a esas vamos, las mujeres son infinitamente más valiosas que los hombres. Ellas son las que dan continuidad a la vida. Siempre lo han sido. Los hombres (machos) utilizan su fuerza física para someterlas lo cual es una barbarie que debió de haberse superado hace al menos cien años. Y si esto es así es porque los hombres (machos) reconocen su inferioridad como criaturas en este universo.
    Lo que vemos no siempre es lo que parece ser. Hay un 99% de mujeres que se manifiestan completamente en forma pacífica y muy respetuosa y tal vez menos del 1% que son las que rompen el orden y se van contra los monumentos y contra lo que es muy visible como son las casas particulares en las avenidas principales o contra los edificios públicos relevantes. Tal vez estas personas si estén actuando como infiltradas y reciban alguna recompensa económica por alterar el orden. A alguien le conviene hacer esto. ¿A quién? Yo no lo sé, pero pudiera ser hasta al mismo gobierno que busca desprestigiar su movimiento en búsqueda de una justicia social necesaria.
    Por allí hay un documental muy bien hecho en el que se demuestra que fue el propio George Bush junior el que mandó y orquestó el ataque contra las torres gemelas en Nueva York.
    Tal vez el gobierno necesite generar este desorden para distraer la atención pública hacia algo tan nimio y por detrás están haciendo sus corruptelas ciertamente mucho peores que el hacer pintas en los monumentos.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí