• La Cripta original de la Majestuosa Catedral Metropolitana de Morelia, mide un aproximado de 100 metros  contra la que se muestra a la ciudadanía como real que apenas llega a 16  metros.

La Catedral de Morelia, construida hace más de cuatro siglos,  se restauró en 1895, cuando era Arzobispo  José Ignacio Árciga Ruíz de Chávez, en esa época se removió el altar, se  modificó el ciprés, se retiró el coro de la parte central de la nave y se tapió la cripta original.

Actualmente, la Catedral muestra a turistas y ciudadanos una cripta pequeña  que no corresponde a la verdadera, ubicada a un costado del Altar Mayor, pero que es significativamente más chica, está hecha de materiales recientes y cuyo acceso es muy complicado. Sus medidas alcanzan apenas una proporción de 4 X 4  metros, que no corresponden a las características de la monumentalidad de la iglesia y que además es el mausoleo de obispos y arzobispos que fallecieron después del siglo XIX. Se buscó por muchos años la cripta original sin saber su exacta ubicación… Es lógico imaginar que en los cimientos de esta magna obra arquitectónica debe haber ocultas más cosas además de los túneles que conectan a esta casa de Dios con otras y es justo en el cruce  de ellos donde se localiza la Cripta verdadera, la original.

“La cripta que se muestra como real, es falsa”, -confirmó  Alfonso Augusto Ortega, miembro de la Asociación Morelia Patrimonio de la Humanidad  que preside la Dra. Esperanza Ramírez. Según unos estudios realizados en el año 2017, por la Universidad Autónoma de México (UNAM), en donde se utilizaría electricidad para tomar registro del subsuelo del inmueble hasta con 30  metros de profundidad, se pudo localizar con exactitud la verdadera Cripta, que esta tapiada y que justo su  medio se encuentra debajo de San Gregorio Magno, el órgano alemán que musicaliza la Catedral.

“La Catedral sufrió una modificación  fuerte a finales del Siglo XIX y se traslada lo que es el altar a  la parte posterior que es donde está ahorita. Además  se mueve el coro y una serie de elementos que antes estaban en la parte Central de la nave”  (…) “Se retiraron entre otras cosas los retablos que había, que era barroca y se quitan muchos elementos de ese estilo. Entonces tapan la cripta originas”.

“La Catedral de Morelia se terminó de construir en  1748  y de acuerdo a su monumentalidad no corresponda el tamaño de la cripta  que hoy vemos. De hecho las  tumbas que ahí se conservan solo son del siglo XIX  hacia adelante, no hay anteriores. Hablamos de un  tesoro  en cuanto a la  cuestión arquitectónica que está bajo Catedral, (sin confundir riquezas  de oro o piedras preciosas; el tesoro está bajo sus muros en a gran construcción)”.

La cripta que se descubrió  mide un aproximado de 10 X 10 metros, está  correspondencia con la edificación, en su lugar original, en material de cantera como todo el monumento y en proporción a la dimensión del edificio. “Eso si corresponde  con otras iglesias católicas, apostólicas, romanas sobre todo las que tienen  influencia española. No es posible creer  que la cripta que nos pronuncian ahora sea la verdadera. No  tienen nada  que ver con la que corresponde a Catedral, es un insulto”. – explicó Alfonso Ortega.

“De hecho esa cripta de ahora,  está pegada a un túnel. Esto no es una suposición, tenemos todos los elementos científicos  que lo confirman,  a través de estudios que se realizaron con electricidad  al suelo, para saber  que estructuras existían, al ser un monumento protegido por la UNESCO  al ser patrimonio de la Humanidad  y en Morelia por el INAH, no se permiten las excavaciones, se metieron unas  líneas de conducción eléctricas    y con eso se sacó un perfil al subsuelo de 30 metros de profundidad como si se hiciera un ultrasonido”.

“Sería muy interesante que las autoridades tuvieran  conciencia porque  desafortunadamente ha habido una cerrazón impresionante. Esto se descubrió   en 2017, se usaron tres técnicas para su comprobación: gravimetría, resistividad y sismógrafo. En el Último estudio que corresponde al año m2017 se encontró en la parte central de la nave la Cripta verdadera, la que hizo el arquitecto italiano  Vicencio Barroso de la Escayola, quien diseñó la Catedral”.  2019 es fecha que tras este maravilloso encuentro s fecha que  as autoridades   no han hecho nada.

“En un caso como el de los túneles de la ciudad de Puebla, ya van para 3 millones de visitantes y aquí siguen discutiendo si son túneles, drenajes o ¿? La Asociación Civil Morelia Patrimonio de la Humanidad lo ha demostrado en conjunto con el Instituto de Ingeniería de Geofísica de la UNAM. Los túneles son reales. La Cripta también lo es. En Puebla, eso no interesó, lo importante es sacar a la luz estas construcciones soterradas, Alá  tienen autoridades que si se preocupan y respetan a  su ciudad y están  viendo porque estén mejor”. Hay un crecimiento económico importante y un amor por las construcciones coloniales, finalmente los túneles de la Ciudad de las Canteras Rosas son también parte de  nuestra identidad y están en el colectivo imaginario de los morelianos.

“Las mismas técnicas funcionaron  para descubrir en la pirámide de Chichén Itzá tres  pirámides que están dentro y el cenote sagrado. Fue el mismo  grupo de investigadores contratados por el INAH”.

“Aquí el INAH Michoacán dice que no funciona el sistema  y yo les invito a que lean, al arquitecto González Garrido a que lea, a que se modernice y apoye a Morelia. El INAH nacional apoya. Lo que hace falta son ganas de querer hacer las cosas bien”

“La cripta que nos muestran como real, aunque no es la verdadera tiene una bajada a uno de los túneles que da para oriente, lo que tenemos de teoría es que usaron el mismo hueco e hicieron la cripta.  Debía ser creada en las dos últimas décadas del siglo XIX”.

“Hay cuatro  túneles que se conectan con la cripta original de Catedral. La manera más  sencilla de  entrar a la Cripta original es hacer una escalera  por la puerta de poniente y se entirsaría a un túnel, que está muy bien tratado y cuidado y   llegarían a la cripta”.

Para cerrar con la entrevista Alfonso Ortega señaló nombres de personajes quienes conocen esta verdad no anunciada “Es falta de voluntad  el que no lo saquen a la luz. Lo sabe el antiguo delegado del INAH, Ricardo Gonzales Garrido, Roberto Monroy, Claudia Chávez López, Raúl Morón, Se esperan recursos y que se puedan adecuar para hacer lo posible y canalizarlos, sin embargo hasta la  fecha   no se ven movimientos,  ni estrategias”.

El Ingeniero José Carrillo, es el responsable en Morelia de la investigación y Alfonso Ortega  es el enlace de vinculación con la UNAM y demás instituciones.  Los resultados  que  hemos obtenido son impresionantes. Morelia y sus misterios pueden cambiar  a  nuestra ciudad como la capital del turismo. Con relevantes historias aun no contadas. Con investigaciones por realizar.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí