A 25 años de su creación, la escultura de Los Constructores, es un símbolo de gratitud y orgullo

• Creada en 1995, bajo el gobierno en Michoacán, del Lic. Ausencio Chávez Hernández y como Presidente Municipal el Lic. Fausto Vallejo Figueroa, la efigie de “Los Constructores” es un símbolo que hace manifiestas las acciones de quienes construyeron nuestra ciudad.

• Basta con leer la placa muy clara y sencilla del monumento para enorgullecernos de lo que tenemos en nuestra ciudad, cuna de grandes pensadores.


Morelia, Michoacán a 09 de octubre, de 2020.- Morelia, es una ciudad con corazón de cantera. Las minas de donde se extrajeron las piedras con las que se labraron sus monumentos en la época virreinal se encuentran en su subsuelo, y es que tanto la iglesia, los alarifes o arquitectos, los canteros y los peones participaron por igual para construir lo que hoy llamamos “el primer cuadro” conocida también como el “Jardín de la Nueva España”.

A decir de la placa que se encuentra a los pies del monumento a ” Los Constructores”, Morelia Patrimonio de la Humanidad A. C, que preside la Dra. Esperanza Ramírez Romero, invita a la ciudadanía en general a leer el discurso que se muestra en su cédula clara y sencilla:

A LOS CONSTRUCTORES DE LA CIUDAD Los habitantes de la ciudad de Morelia, erigen llenos de gratitud y orgullo este monumento dedicado a la memoria de los constructores de Guayangareo – Valladolid – Morelia. Monumental y hermosa urbe, urdimbre de piedra y cultura, que hemos heredado, y a la que su más preclaro hijo José Ma. Morelos, la llamara “El jardín de la Nueva España”. Xavier Tavera Alfaro, cronista de la Ciudad.

Por si este texto no fuera suficiente para encontrar el único sentido de gratitud que en esta monumental figura existe, hay que decir que el contexto en el que se construyó el Acueducto, fue en tiempos de sequía y extrema pobreza (1730 -1784), cuando Fray Antonio de San Miguel, decide colocar su propio dinero para la construcción de un Acueducto que diera trabajo a los más necesitados, que trajera agua a la ciudad y que proporcionara belleza a la urbe.

La escultura de “Los Constructores” fue diseñada por el artista José Padilla Retana, bajo la inspección del patronato para la construcción de dicho monumento, que presidió José Antonio Romo, cronista fotográfico de la ciudad y quién manifiesta además que sería en 1995, cuando fue creada la efigie, por prescripción popular. La población estuvo de acuerdo. “Hay que aceptar que presumimos de una ciudad que no hicimos nosotros, por lo menos el Centro Histórico”, es justo reconocer a quienes la construyeron. Hay que erradicar los prejuicios de que la iglesia el virreinato tenía el poder, en Valladolid no hubo tales esclavos, que construyeran la ciudad, si había trabajadores a quienes se les pagaba, que eran traídos de las cercanías, eran peones, artesanos y alarifes, son contextos distintos el de nuestra actualidad al del siglo XVIII.

Es menesteroso señalar que en esos tiempos la iglesia tenía el poder para decidir sobre el camino y construcción de la ciudad de Valladolid. Nuestra ciudad es una herencia porque somos una raza mestiza, aunque en Valladolid, los constructores recibieron pago por su obra y se sabe que en las piedras talladas hay símbolos que posiblemente sean las firmas de quienes las tallaron. Hay que leer el significado de cada elemento que también se encuentra en la placa y a la letra dice:

El LUGAR que ocupa el monumento fue elegido por ser un punto en la ciudad donde se integran dos épocas del desarrollo de la misma, lugar actual del arranque del Acueducto al que puede considerarse columna vertebral de la obra.

Las CUATRO FIGURAS SE DESPLANTAN sobre un talud vegetal que evoca la Loma de Guayangareo en donde se estableció el núcleo de la ciudad}, dando el rostro a ella y su Acueducto.

El ALARIFE representa a los arquitectos e ingenieros que han hecho a la ciudad.

FRAY ANTONIO DE SA MIGUEL como obispo representa el gobierno eclesiástico, al civil y a todos aquellos habitantes que con su fuerza han ideado esta metrópoli.

El MAESTRO CANTERO conocedor en el corte y a talla de la piedra.

El PEÖN la mano de obra anónima que ha hecho posible la ciudad de ayer y hoy.

Sea cualquiera el argumento que impulse un pensamiento de racismo sobre este monumento y que atraiga ideas que aludan al trabajo de los indígenas estarán bajo prejuicios de un sistema de desigualdad, nulo de los derechos humanos que hoy prevalecen.

1 COMENTARIO

  1. Y aun si representara la jerarquía social, que en este caso es el poder de la iglesia, que dicta sobre los alarifes y éstos hacen ejecutar las órdenes a los llamados “indios”, el monumento escultórico en conmemorativo. Conmemorar es estar con la memoria y no solo se conmemoran figuras o hechos heroicos, triunfos o gestas históricas, también se conmemoran catástrofes, derrotas, hechos inhumanos que acontecieron. En Alemania y otros países, los campos de concentración, que son monumentales, han sido conservados como memoria histórica, llamados monumentos al Holocausto producido por la dictadura nazi. En Iwo Jima hay un monumento que significa el triunfo para los estadounidenses y la derrota para los japoneses. En El Alamo (Una fortaleza cercana a San Antonio, Texas, hoy convertida en monumento histórico) se rememora o conmemora cómo los separatistas texanos fueron sitiados y ejecutados por tropas del ejército mexicano, bajo órdenes de Antonio Lòpez de Santa Anna (entonces presidente de México). El fortín monumento de una derrota es visitado anualmente por 2 millones de personas. De ese hecho, “Remember the Alamo”, es un lema que los militares gringos usan para animar a la tropa a guerrear y no perder la batalla. Un segmento del Muro de Berlín ha sido también declarado monumento conmemorativo. Los que piden la destrucción o re ubicación del monumento de Los Constructores ignoran lo que conmemorar significa. Confunden conmemorar con festejar.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí